KPMG

3 aspectos a considerar en el sector manufactura

By abril 22, 2020 No Comments

El impacto de COVID-19 presenta retos para empresas del sector maquilador

El año 2020 ha presentado grandes retos para las empresas del sector maquilador. Las implicaciones de la pandemia de COVID-19, sobre todo en la cadena de suministro, pueden tener un impacto económico que afectaría de manera significativa el consumo de productos terminados.

Las estimaciones del impacto de la contingencia de COVID-19 en las industrias son poco favorables, lo cual afecta la manufactura de productos para el consumo. Quizá las únicas industrias que salgan beneficiadas de esta coyuntura sean las dedicadas a productos médicos. A continuación, mencionamos tres impactos de la crisis de COVID-19 sobre el sector de manufactura.

 

  1. Tipo de cambio

Particularmente en México, la contingencia, aunada a la reciente baja en los niveles del precio del petróleo, han impactado en el tipo de cambio, llevando la paridad entre peso mexicano y dólar estadounidense a niveles alarmantes.

Aunque esta situación pudiera representar un beneficio a corto plazo para las empresas del sector maquilador, ya que vuelven más competitivas las operaciones en México, siendo más económicas en términos del dólar, falta ver el efecto a largo plazo sobre el consumo; la manufactura podría detenerse al no haber apetito por parte de los consumidores sobre los productos que se están fabricando.

Considerando la gran dependencia que existe entre nuestra economía y la de Estados Unidos, la gran relación que hay entre los procesos de manufactura en México y el consumo en el país vecino, queda claro que habrá etapas de incertidumbre en las operaciones del sector en nuestro país.

 

  1. Empleo y cultura de consumo

Tomando en cuenta que la economía de muchos países está siendo afectada de manera significativa, lo cual, tendría repercusiones en el empleo y el consumo de productos terminados. En la medida en que los consumidores sientan incertidumbre a futuro, buscarán mantener regímenes económicos más estrictos y tendientes hacia la austeridad o eliminación de artículos superfluos en su vida diaria, lo cual generará una disminución de ventas y afectará la manufactura de algunos productos, por ende, impactará a las empresas que forman parte del sector maquilador en México.

 

  1. Incumplimiento de contratos

Estamos ante una situación económica sin precedentes; tanto los países como las empresas y los consumidores deben adaptarse al nuevo entorno. La probabilidad de un efecto negativo en el sector maquilador es muy alta, tomando en cuenta las implicaciones que surjan en los países destino de las mercancías que se manufacturan en México, ocasionado por la suspensión de ciertas operaciones en el país, lo cual llevaría al incumplimiento de contratos en la cadena de suministros.

 

A pesar de que el 64% del sector maquilador esperaba crecer al menos un dígito dadas las condiciones económicas mundiales, según el estudio Perspectivas de la Alta Dirección 2020, el sector afronta restos específicos, como la reciente reforma fiscal para las empresas que se dedican a la comercialización de productos terminados en territorio nacional. Esta limita la deducción de las adquisiciones de los productos terminados, si se concluye que los pagos correspondientes son efectuados a residentes en el extranjero que tributan bajo un régimen fiscal preferente.

Por otro lado, se reformó la Ley del Impuesto al Valor Agregado (LIVA) para establecer la obligación de retener el impuesto, en los términos de esta, cuando los pagos se efectúen a compañías que ponen personal a su disposición, independientemente del instrumento legal mediante el cual este se ponga a disposición. Esto ha generado un alto nivel de incertidumbre que no ha podido ser mitigado con la emisión del criterio normativo por parte de la autoridad fiscal, ni por los criterios emitidos por la Procuraduría de Defensa del Contribuyente (Prodecon).

Realmente se esperan tiempos de mucha incertidumbre en el sector maquilador en México derivados de los efectos de COVID-19, por un lado habrá un efecto positivo por la devaluación del peso en comparación con el dólar de los Estados Unidos más sin embargo por otro lado se espera una recesión de la economía a nivel mundial lo cual definitivamente impactará los niveles de consumo y por lo tanto la manufactura de productos terminados. Como se menciona anteriormente tal vez la única industria que salga bien librada de esta crisis será la dedicada a la manufactura de productos médicos.

Leave a Reply