El 12 de agosto se celebra el día internacional de la juventud y he vivido 26 años sin saber lo importante que es este día. Sí, había oído hablar de él antes y sí, había visto posts “celebrándolo”, pero nunca había comprendido su relevancia, o, más bien, la relevancia que deberíamos darle como jóvenes y no tan jóvenes. Es por eso que hoy decidí hablar de este día tan relevante y porqué importa y debería importar. Prepárate para hacer ruido.

El sitio oficial de las Naciones Unidas explica que este día existe para celebrar y potenciar las voces, acciones e iniciativas de los jóvenes, así como su compromiso universal, significativo y equitativo. En palabras más simples, esto quiere decir: es un día para hacer que tu voz y tus acciones como joven cuenten el doble. Un día para hacer visible todo eso que te apasiona y también lo que te preocupa porque nosotros somos agentes de cambio y este día está hecho para reconocernos eso. Que pensar diferente está bien y querer cambiar el mundo a la vez que te lo comes es la manera correcta de vivir.

Entonces, ¿cómo festejar este día?

En lugar de pensar en una “celebración” como tal, es un día para tomar acción y hacer que tu voz se escuche en todo lo que te interesa y en lo que quieras involucrarte. Un día para que descubras, explores y explotes tu potencial.

Elige un tema que te apasiona e investígalo, comparte lo que hayas encontrado a otros y motívalos a encontrar algo que los haga sentir tan poderosos como a ti.

Si tienes un negocio, por más pequeño que sea, dedica ese día a presumirlo y promocionarlo porque sí, ser joven y tener un negocio no es algo sencillo: hay que balancear escuela, trabajo, vida personal y cualquier otro interés que tengas.

Por último, encuentra algún problema social cercano o lejano a tu realidad e involúcrate en él de alguna forma u otra. Ya sea dándolo a conocer, apoyando alguna causa con dinero, cosas o tiempo o, tal vez, hablando con alguien que no está informado del tema.

Las posibilidades son muchas, elige la que más te guste, la que exprese quién eres y, sobre todo, la que te involucre con el mundo y con otros haciendo sonar tu voz y perspectiva como joven, que no es una voz que nos han dado, es una voz que nos ganamos.

Feliz día.

Leave a Reply