emprenderemprendimientoLatinoaméricateam-building

Cómo dar feedback según “Desafío sobre fuego”

By enero 26, 2021No Comments

Bienvenidos a una entrada más en este blog donde tocamos temas serios con cosas no tan serias. Esta vez hablaremos de una habilidad blanda que muchos parecen no tener y más prefieren ignorar: dar feedback. ¿Por qué es tan importante hacerlo? Tengo dos razones fundamentales:

1.- La gente se equivoca TODO el tiempo: sin importar cuanta experiencia tienen, siempre habrá algún tipo de error. Estos pueden ser errores de dedo al redactar un informe o reporte o cosas más serias como olvidar reportar compras o dar de alta a los miembros de tu equipo en alguna plataforma.

2.- Nadie es adivino: tu equipo podrá conocerte de pies a cabeza e incluso mejor que tú, pero si no les dices que algo no te pareció o que prefieres que algún formato o resultado final se vea distinto (siempre que sea para obtener mejores resultados), NO LO VAN A SABER SI NO SE LOS DICES.

Evita peleas, discusiones, atrasos y desmotivación brindando feedback oportuno sobre todo lo que sucede en tu emprendimiento y crea una cultura donde se pueda corregir o brindar comentarios a todos los miembros de un equipo sin importar su “jerarquía” en el organigrama.

Ahora bien, la pregunta permanece: ¿cómo se da un buen feedback?

Uno pensaría que solamente enlistar errores sería lo óptimo, te quitas el problema de encima y solamente dices todo lo que salió mal esperando que para la siguiente el problema esté resuelto. Pero muchas veces leer una enorme lista de errores puede desmotivar a cualquiera. Por eso te dejamos nuestros consejos para dar mejor feedback basados en los que aprendimos viendo “Desafío sobre fuego”.

¿Viendo qué?

Comencemos con un poco de contexto: Desafío sobre fuego es un programa transmitido por History Channel donde cuatro herreros profesionales o de medio tiempo deben crear armas con ciertas especificaciones para que un equipo de jueces determine quién es el ganador. Hay tres rondas y en cada una se elimina a un competidor para al final tener al campeón del desafío sobre fuego (“y ese título viene con un cheque…”). Ahora sí, sin más que aclarar, aquí está nuestra lista:

1.- No sólo enlistes errores.

Ya sea que quieras decirlo primero para suavizar lo que viene después o cerrar con los cumplidos para elevar la motivación (yo me decanto por la segunda opción); considera todo lo que la otra persona hizo bien. ¿Entregó a tiempo? ¿No cometió faltas de ortografía? ¿Hizo algo que tú no podrías haber hecho? Estoy seguro que la otra persona tuvo algunos aciertos que pueden hacer que el viaje del feedback sea más llevadero. En el programa, cuando los jueces reciben un cuchillo lo primero que hacen es analizarlo cuidadosamente y describir lo que les gusta de él, al elegir a la persona eliminada, le dicen que en verdad les gustó alguna parte de lo que hicieron y que simplemente había otras que necesitaban más esfuerzo. Es así cómo el eliminado se va sintiéndose retado por los jueces para continuar practicando y mejorar.

Antes de decir algo malo, enlista una cosa buena y tómate el tiempo de analizar profundamente lo que vas a retroalimentar para que estés convencido de lo que dirás tanto bueno como malo.

2.- Objetivo: mejorar para el futuro.

Los jueces, luego de eliminar a un participante, van uno por uno con los participantes que quedan para decirles en qué tienen que trabajar para la siguiente etapa del reto. Así, los herreros comienzan la siguiente ronda reparando esos errores y creando piezas que deleiten a los jueces y los pongan un paso más cerca del premio. De la misma forma, tus espacios de retroalimentación no deben estar enfocados en remarcar las equivocaciones de la otra persona, sino en mejorar las próximas entregas o trabajo en general de ella. Asegúrate de darle ejemplos claros de qué es lo que te gustaría ver para mostrar a la vez que señalas un error. Con esto y un poco de consistencia, ¡el trabajo de tu equipo será impecable!

3.- Aplicable y accionable.

Continuando un poco con el punto anterior, cuando termines tu feedback, la otra persona debe estar segura de qué es lo que tiene que cambiar y por dónde empezar. No basta con decir “mejora tu presentación”, haz enunciados efectivos que motiven acciones medibles “Trata de poner sólo siete palabras por diapositiva”, “preferiría que la tipografía fuera más grande para poder leerlo desde el fondo”, transmite acciones y no sentimientos para que tu equipo pueda corregir algo concreto y específico. Si sólo te dijeran “mejora tu cuchillo”, no tendrías ni idea de por dónde empezar.

4.- Seguimiento.

“En la primera fase, notamos que a tu arma le faltaba perfilación, me dio mucho gusto tenerla en las manos y ver que corregiste ese problema.” No es una cita exacta, pero es algo que suele suceder en el show: los jueces analizan algo en la primera ronda y lo examinan de nuevo en la segunda. No sólo ponen particular atención a estos errores, sino que también le hacen saber a la persona si hicieron un buen trabajo al corregirlos además de que notan y aprecian su esfuerzo. De la misma forma, felicita a tu equipo cuando hayan corregido lo que les pediste e incluso hayan dado el extra. Haz que sientan que el feedback fue no sólo para ti, sino para su desarrollo laboral y experiencia dentro del equipo. Reconoce estos pequeños “wins” que los motivarán a seguir mejorando y trabajando. Además de lograr más resultados deseables, crearás una rutina en la que ellos estén más dispuestos a escuchar tu retroalimentación porque saben que los ayudará a mejorar y que notas los cambios y trabajo que hacen. El feedback no es cuestión de un día, es parte del trabajo continuo y el desarrollo de tu equipo (como unidad y como personas). ¡Incorporen a su rutina espacios constantes en tiempo y forma para darse feedback constante que no termine nunca!

Aquí tienes una guía para comenzar tus sesiones de feedback individuales y en equipo; eso no quiere decir que salgas corriendo a darle retroalimentación a cualquier persona por cualquier cosa, te dejamos un consejo extra: timing. El momento adecuado para las palabras adecuadas. Sigue constante y en poco tiempo tendrás un equipo LETAL. ¿Qué otra cosa debería hacer tu equipo perfecto?

Leave a Reply