Uncategorized

Las empresas con mayor responsabilidad corporativa de 2019

By marzo 30, 2020 abril 3rd, 2020 No Comments

Algunas de las empresas más grandes del mundo estaban en “modo” gestión de crisis el año pasado, recogiendo las piezas de reputación destrozadas por el escándalo. Si bien, muchas corporaciones aún no han recuperado la confianza de las partes interesadas, otras han dado grandes pasos, impulsadas por un compromiso con la responsabilidad corporativa.

“En 2018 vimos una erosión de la confianza, y ahora las empresas son más transparentes y se adhieren a estándares éticos más altos”, dice Stephen Hahn-Griffiths, director de reputación del Reputation Institute(RI), una firma de servicios de medición y gestión del este rubro. Desde 2011, RI ha publicado el CR RepTrak, un estudio anual de empresas con los mejores niveles de responsabilidad corporativa en el mundo. La clasificación de este año reveló un aumento de 1.6 puntos, lo suficiente para compensar la disminución promedio de 1.4 puntos registrada en 2018.

“No es necesariamente que las compañías hayan hecho algo dramáticamente diferente, pero están realizando un mejor trabajo al proporcionar razones para creer que tienen buenas intenciones”, dice Hahn-Griffiths. “Las empresas han optado por elegir una cosa que importa, en lugar de tratar de abordar todas las cosas, y eso ha provocado un aumento en los puntajes de responsabilidad corporativa”.

En el mundo de hoy, la responsabilidad corporativa es tan esencial para el éxito empresarial como el desempeño financiero, y las organizaciones que han adoptado un enfoque más reflexivo sobre la responsabilidad corporativa, sin duda, se han posicionado para ganar corazones y mentes en la corte de la opinión pública.

“Esa es la oportunidad estratégica para cualquier negocio en la actualidad”, dice HahnGriffiths. “Explica al mundo lo que estás haciendo para tener un impacto positivo en la sociedad de una manera única para tu organización, y que pueda hacer una gran diferencia”.

Ninguna empresa ha demostrado su compromiso con la responsabilidad corporativa como Lego. El fabricante de juguetes danés subió dos puestos para reclamar el puesto número 1 en la lista de este año, gracias a sus constantes esfuerzos de sostenibilidad ambiental, evidentes incluso en los coloridos bloques de construcción con los que el negocio se ha convertido en sinónimo.

El año pasado, Lego comenzó a producir piezas hechas de polietileno a base de plantas, el primero de muchos pasos para lograr su misión de hacer que todos los ‘ladrillos’ sean sostenibles para 2030. La compañía también llegó a siete puntos porcentuales de alcanzar su objetivo de reciclar el 100% de su operación residuos para 2025.

También se adelantó al cronograma al cumplir con su objetivo de generar tanta energía renovable como su negocio consuma, al hacerlo mediante inversiones en parques eólicos marinos en Alemania y el Reino Unido. “Lego ha elevado el listón en su compromiso con el planeta del mañana”, dice Hahn-Griffiths. “Ha hecho de la responsabilidad corporativa una prioridad para la empresa, y está implícita en todo lo que hace”.

Otra organización que ha hecho de la sostenibilidad una prioridad comercial es Danone. El conglomerado alimentario de hace 100 años puede estar basado en Francia, pero es evidencia de su iniciativa “One Planet. One Health”, que, como su nombre indica, busca mejorar la salud del mundo y de todos los que la habitan, es tan omnipresente como el yogur (su producto estrella). En Argentina, por ejemplo, Danone ha colaborado con organizaciones sin fines de lucro y funcionarios del gobierno local para construir el primer centro de primera infancia de la ciudad de Salta, uno donde los nutricionistas y pediatras están disponibles para guiar a los padres durante los primeros 1,000 días de vida de sus hijos.

El negocio estadounidense de Danone, Danone North America, se convirtió en una Corporación B (es un tipo de empresa que utiliza el poder del mercado para dar soluciones concretas a problemas sociales y ambientales) certificada el año pasado, y a medida que la organización trabaja para garantizar que todas sus entidades reciban la misma distinción para 2030, puede que no sea irrazonable pensar que la compañía que ocupa el puesto número 19 continuará subiendo en el ranking de reputación.

“Danone es realmente una compañía que representa un movimiento”, dice Hahn-Griffiths. “No solo se estableció como una Corporación B, sino que realmente ha aceptado los objetivos ESG (Gobierno ambiental, social y corporativo) que las Naciones Unidas establecieron”.

Aunque 2019 fue sin duda mejor para la comunidad empresarial global que 2018, con su reputación colectiva en alza, la mayoría de las organizaciones aún tienen un largo camino por recorrer. Aquellas empresas con alguna esperanza de progresar no pueden darse el lujo de considerar la responsabilidad corporativa simplemente como una preocupación de la Csuite (de la mesa directiva). “La realidad es que cada empleado que trabaja en una empresa tiene un papel que desempeñar en el cumplimiento de la responsabilidad corporativa. De lo contrario, puede crear riesgos para la empresa”, dice Hahn-Griffiths. “El compromiso con la responsabilidad corporativa puede definir el legado de una empresa”.

Leave a Reply