Deloitte

Impacto financiero del COVID-19

By abril 23, 2020 No Comments

Pronósticos basados en escenarios

 

COVID-19, las perturbaciones de los precios del petróleo y las prohibiciones de viaje están creando incertidumbre con respecto al entorno empresarial actual.

Y a medida que el impacto de COVID-19 se vuelve más permanente, es importante que las empresas sean proactivas en la evaluación de su capacidad para resistir la disrupción y las opciones que tienen para identificar y responder a las oportunidades potenciales.

 

En este artículo se describe el papel que puede desempeñar el pronóstico basado en escenarios en la navegación por las finanzas de la empresa a través de este nivel de incertidumbre e interrupción.

Temas tratados en este artículo:

  • Crear un equipo clave de trabajo que desarrolle y gestione definiciones de escenarios y realicen varios pronósticos (reforecasting)
  • Definir futuros alternativos plausibles en los que se evaluará el impacto de las decisiones
  • Personalizar escenarios a contextos y desafíos particulares, incluidas las posibilidades menos obvias.

En la actualidad, el ambiente de negocios experimenta un periodo de incertidumbre: son visibles los efectos de la propagación del COVID-19 en el mundo y hay pocas señales de su debilitamiento; el precio del petróleo ha disminuido a causa de un conflicto internacional; y existe una restricción en viajes temporal hacia una gran cantidad de países. 

Todos estos elementos, en su conjunto, han impactado los negocios globales e inhibido el consumo y el turismo. Incluso, los analistas han comenzado a advertir sobre los riesgos de recurrir al endeudamiento para afrontar la situación. La severidad del impacto financiero variará en cada industria y dependerá, en gran medida, del tiempo que tome la recuperación internacional, un periodo, hasta el momento, indefinido. 

Por ello, durante esta etapa desafiante, es importante que los negocios sean proactivos al evaluar su capacidad para resistir la disrupción, así como sus opciones para identificar y responder a las oportunidades potenciales. Navegar a través de este nivel de incertidumbre y disrupción no será una tarea sencilla para las finanzas de su compañía; sin embargo, mediante pronósticos basados en escenarios, podrá contar con diferentes alternativas para responder al mismo y salir exitoso. 

Pronósticos basados en escenarios 

  • Haga un esfuerzo en conjunto. Identifique a las personas clave en las funciones relevantes de su organización (Mercadotecnia, Ventas, Finanzas, Cadena de Suministro, Recursos Humanos, Tecnología de Información, etc.) y forme un equipo de trabajo. Este equipo será responsable de desarrollar y administrar la definición de escenarios, al igual que los procesos de nuevos pronósticos durante la preparación. 
  • Identifique y acuerde los escenarios. Defina futuros alternativos posibles en los que el impacto de sus decisiones sea evaluado. Cada uno es una historia con inicio, desarrollo y final, incluyendo giros que muestran cómo el entorno puede cambiar a lo largo del tiempo y debe contener el suficiente detalle para facilitar una evaluación de su probabilidad de éxito o fracaso. 
  • Enfóquese en los factores clave para su negocio. Adapte estos escenarios a su particular contexto y a sus retos, incluyendo las circunstancias menos obvias. También asegúrese de tomar en cuenta los riesgos externos, como cierres regionales o restricción de viajes, así como las oportunidades potenciales. 

Pronósticos basados en escenarios (continuación) 

  • Genere un rango de pronósticos. Contemple cuatro escenarios. Trabajar con más de cuatro tiende a ser confuso, mientras que con solamente tres se corre el riesgo de que las personas elijan el más plausible y se olviden de atender los demás. 
  • Utilice periodos de tiempo flexibles. Asegúrese de pronosticar para corto, mediano y largo plazos, en línea con los diferentes matices de cada escenario, porque la comprensión de las diferentes implicaciones y opciones de cada panorama será clave para su proceso de adaptación. 
  • Defina y monitoree los primeros indicadores. Identifique las primeras señales de los grandes cambios que diferencian los diversos escenarios. Esto será particularmente importante cuando determine la ejecución apropiada de cada uno, porque su respuesta no podrá ser aplicada en todos. 
  • Pronostique en repetidas ocasiones (reforecast), en función del avance del negocio. Al revisar los escenarios por separado, diligentemente monitoree la evolución de su respuesta y discuta con los miembros de su equipo clave de trabajo si resulta necesario cambiar los supuestos de su modelo. Si es apropiado, realice pronósticos de forma semanal o diaria.

Leave a Reply